Laura
avatar

Nací el 12 de marzo de 1985, una tarde lluviosa,creo que las gotas de lluvia son lagrimas de los muertos que lloran por que nadie los recuerda,mi madre apenas logró llegar al hospital su parto le costo mucho, perdió su trabajo , el amor de su vida y la felicidad, primero fue el trabajo debido al reposo de siete meses y nunca volvió a lograr una posición laboral tan buena como la que tenia antes de que yo naciera, y esto lo se no porque ella se quejara o lo lamentara, lo se debido a que mi tía , la hermana de mi madre lo contó una de las veces que mi madre lloraba por mi mal comportamiento, yo tengo la capacidad de hacer sufrir y llorar a toda persona cercana a mi , a mi madre casi a voluntad y no lo disfruto , solo sucede, es que ella es tan sensible y sentimental que realmente no la entiendo, eso de sufrir y llorar a mi no se me da , de niña fingía hacerlo en situaciones que consideraba que debía , para que mi familia y los demás niños no me miraran como un bicho raro,desde muy pequeña me di cuenta que las cosas que atraían a todos los niños no me gustaban a mi, eso de cargar muñecas para mi fue un fastidio, a los cuatro años mi madre me regalo un conejo blanco con un moño rosa, era realmente hermoso mis primos y amiguitas no se cansaban de cargarlo y acariciarlo, a mi no me causaba gran sensación pero lo llevaba a todos lados para observar la reacción de todos al verlo, no paraban de hablarle con cariño y acariciarlo, fue una tarde cuando miraba televisión que puse mi oreja junto al cuerpo del animalito escuche su corazón fue algo mágico me encanto y apasiono ,el movimiento , el sonido de los latidos, con las dos manos sujete al conejo y lo apriete a mi oreja, los latidos aumentaban de velocidad y con esto también aumentaba mi emoción y éxtasis, tuve que sujetar con fuerza por que el conejo agitaba las patas con furia pero era tal mi gusto que aun los rasguños en mi rostro no lograron sacarme de la fascinación de escuchar ese corazón en agonía , todo acabo cuando escuche un crujido, luego deje el animal en el sillón y continué viendo el televisor.
Fue así que me di cuenta de lo que me emociona, me hace feliz y da razón a mi existencia. En la actualidad tengo 25 años soy una mujer hermosa y atractiva, mucha gente busca acercarse a mi ,pero realmente no me interesa establecer relaciones afectivas, no les encuentro ningún sentido, pero que la gente se acerque a mi me facilita conseguir presas para mi propósito ,acabar con la vida, no hay nada que cause tanta emoción y te acerque al universo como mirar los ojos de alguien en el preciso momento que pasa de la vida a la muerte. La gente me conoce como Laura y te voy a contar de mi ultima presa, como buen cazador se elige el sitio se observa el lugar y se plantean todas las situaciones posibles que puedan evitar que cumpla con mi objetivo,hace tiempo leyendo un articulo sobre tauromaquia me intereso que acaban con la vida de el toro con una estocada para alcanzar al corazón, un solo movimiento para lograr la muerte ,basta un movimiento y todo acabo, pero si yo hago algo, lo hago bien cuando se logra la excelencia lo que se hace se convierte en arte y yo busco la perfección,en mi taller al que llamo “nirvana ” tengo varios modelos anatómicos para investigadores médicos hechos de materiales que poseen la misma densidad y peso de los órganos reales para practicar efectivamente ,mi presa estará sentada en una banca de algún parque y yo me aproximare por detrás me aproximaré y con una varilla de acero inoxidable con punta ceca del hombro a la altura de la clavícula con un solo golpe alcanzaré el corazón y todo habrá acabado , al final de la varilla he soldado un mango de cuatrocientos gramos para con un solo golpe perforar la piel atravesar los músculos y alcanzar el corazón, todo lo practiqué hasta lograrlo ,con precisión lo realice ciento cincuenta y siete veces, el parque elegido fue el parque enfrente de la casa de la cultura en la delegación azcapotzalco, llegue al parque un miércoles estuve merodeando el parque durante una hora hasta que divise a un hombre con traje que después de una comida y muchos alcoholes se recuperaba de su borrachera durmiendo, llevaba la varilla de acero sujetada por el mango y la ocultaba con una mascada de seda, me acerque y de un solo golpe y un suave gemido acabe con su vida, alguien me observo pero al ver que no pasaba nada volvieron a su sosa y aburrida existencia, entonces me dirigí al metro camarones hacia una estación cercana a donde deje mi automóvil, de las cámaras de vigilancia ni me preocupo siempre uso peluca, prótesis facial , ademas de lentes obscuros, me dirijo a mi destino completamente satisfecha , me llamo Laura y soy letal.

Acerca de isravillal

Israel Villalobos A. Escribo porque no tengo otra opcion. http://alosqueinterese.blogspot.com Twitter: israelvillalob
Relatos de los colaboradoresPermalink

Una respuesta a Laura

  1. Félix dijo:

    Muy bien, Laura. Tienes cualidades de sobra para ser una gran novelista.